Porteo Recién Nacido

El porteo en el recién nacido, ¿qué portabebés escoger?

¿Es seguro usar un portabebés con un recién nacido? Esta es una pregunta que prácticamente todos los nuevos papás y mamás se hacen antes de adentrarse en el mundo del porteo.

Lo cierto es que SI, no hay nada mejor que el porteo para el recién nacido. En este artículo te explicamos los beneficios que tiene tanto para el bebé como para sus padres y te aconsejamos sobre los aspectos a tener en cuenta a la hora de escoger un buen portababé. Probablemente, lo más complicado sea encontrar el portabebé para recién nacido que mejor se adapte a vuestras necesidades.

Posición ergonómica del recién nacido

Siempre que porteemos al bebé recién nacido debemos asegurarnos que se respeta su posición ergonómica

La posición ergonómica de un recién nacido es en cuclillas, la “ranita”. En esta posición, el bebé tiene las piernas flexionadas y con una apertura adecuada, las rodillas más altas que las nalgas de manera que piernas y cadera forman una M y la espalda curvada en forma de C. Además, el recién nacido no es capaz de sostener el peso de su propia cabeza, así que también deberemos asegurarnos de sujetar la cabecita del recién nacido con el tejido del portabebé.

Fular elástico para el recién nacido

El fular elástico, el pañuelo, es sencillo de utilizar con un recién nacido. De hecho, el fular de porteo sigue siendo el portabebés por excelencia para los recién nacidos.

Una gran ventaja del fular es que, colocándolo preanudado, podremos meter y sacar al bebé usando ambas manos. Este tipo de portabebé para recién nacido también suele ser la opción más económica y son muy fáciles de lavar.

La mayoría están confeccionados con algodón orgánico o tejido de bambú y un porcentaje de elastán. Lo que hace que además de algo elásticos, sean de un tejido muy suave ideal para un recién nacido.

Fular tejido

Es necesario anudarlo con una mano mientras se sujeta al bebé con la otra mano. La ventaja del fular tejido frente al fular elástico es que la tela rígida permite un mayor ajuste y sujeción a partir de los 6-7 kilos de peso. Pero esto es algo que no afectará a los primeros meses de vida de nuestro bebé.

Bandolera de porteo para el recién nacido

Las bandoleras de anillas son más complicadas de utilizar con un bebé recién nacido ya que requieren de práctica para colocar al bebé correctamente y conseguir un buen ajuste.

Mochila portabebés para el recién nacido

El pequeño tamaño de los bebés recién nacidos y su fragilidad hacen que muchos padres no se sientan seguros o cómodos usando fulares de tela o de anillas en los que es necesario hacer nudos.

Las mochilas serán una solución más rápida y sencilla de colocar

Mochila evolutiva

La mochila portabebé que mejor se adapta a un recién nacido es la mochila evolutiva. Este tipo de mochila tiene tejido suave (similar al de un fular) y cuentan con un panel ajustable al tamaño del bebé.

Algunos modelos de mochila evolutiva son: ONE de Love and Carry o Neo V2 de Néobulle

Mochila portabebé con adaptador

Muchas marcas de mochilas portabebé tienen la opción de añadirles un adaptador para usar con bebés recién nacidos (únicamente a partir de 3,5 kg). El adaptador reduce el espacio del interior de la mochila para que se pueda adaptar al cuerpo de un bebé pequeño; funciona como un alzador sobre el que se coloca al bebé para que este pueda ponerse en pose de “ranita”. Pero es complicado comprobar que el bebé sigue en esa posición ergonómica mientras lo llevamos.

Si buscas portear de manera esporádica durante los primeros meses del bebé, esta es una opción que te puede funcionar. Pero si por el contrario te interesa portear a tu recién nacido asiduamente, esta será la última opción que te recomendamos.

Camiseta de porteo 

Una opción menos conocida es la camiseta de porteo. La gran ventaja de las camisetas de porteo para los recién nacidos es que además de respetar la posición ergonómica, permiten hacer piel con piel.

Al tratarse de una camiseta que está preparada para meter al bebé en su interior, resulta muy fácil de utilizar.

Beneficios del porteo del recién nacido

beneficios del porteo en el recién nacido
  • Mejor adaptación a la vida en el mundo exterior. El bebé sigue siendo balanceado de manera continua con el movimiento del porteador y oye el latido del corazón, como cuando estaba en el vientre materno.
  • Contacto piel con piel. 
  • Favorece el establecimiento de la lactancia materna.
  • Atención a sus necesidades más rápida. Al llevarlo encima, la mamá o el papá se dará cuenta de que el bebé quiere comer o necesita un cambio de pañal antes de que se ponga a llorar; cuando el bebé muestre signos precoces de estar intranquilo.
  • Estimula la digestión y previene el cólico del lactante.
  • Establecer una relación cercana y de apego positivo. El contacto cercano favorece la creación del vínculo. Esto será especialmente importante para el papá.
  • Menos lloros y menos estrés. Como el bebé está en contacto con sus papás está tranquilo, además sus necesidades son atendidas rápidamente. Esto evita situaciones estresantes de llanto, nervios e incluso la sensación de estar desbordado.
  • Favorece el descanso del bebé. El recién nacido estará tan a gusto siendo porteado que se quedará dormido fácilmente. ¡Esto también ayuda a que sus papis descansen!
  • Realizar otras tareas. Llevar al recién nacido en un portabebés permite a los papás hacer otras tareas mientras cubren necesidades básicas de su bebé como la seguridad y la protección.
  • Atender a más de un hijo al mismo tiempo.

Deja un comentario