portabebes manos libre

Beneficios del porteo de bebés

Este artículo va a hablar acerca de los beneficios del porteo, tanto para el adulto como porteador como para nuestro bebé.

Tener las manos libres

El primer beneficio supone una gran diferencia durante toda la crianza: poder tener las manos libres. Esto te permite sentir que tienes el control y que puedes seguir haciendo cosas. Los bebés son realmente absorbentes, pues necesitan de todo nuestro cariño y atención y no tiene nada de malo que sea el bebé quien tenga el control. Pero se agradece esa libertad que aporta el fular portabebés, gracias a él puedes dejar de sentir que estás obligada a estar en tu cama, en tu sillón de lactancia o en algún lugar cargándolo con las dos manos ocupadas.

Tener las manos libres, ventaja del porteo

Gracias al fular portabebés las mamás recientes podrán atender más fácilmente también a sus necesidades: preparar algo de comer, hacer algunas tareas de casa, hacer la compra, peinarse, asearse y hasta ir al baño sin dejar al bebé llorando. 

Empoderamiento de la nueva mamá

Si todavía no has sido mamá, quizás te parezca algo exagerado. Pero lo cierto es que no nos suelen advertir de que tener un recién nacido no deja nada nada de tiempo, ¡ni siquiera para las cosas más básicas! De esta manera el fular de porteo ayuda a evitar esa sensación de frustración, de no poder hacer nada más que dar el pecho todo el día.

Así que, la primera ventaja es que deja las manos libres y brinda autonomía; por lo tanto ayuda a aumentar la autoestima como mamá de un recién nacido.

Un fular ayuda a poder sentirse capaz de cuidar a un nuevo ser humano mientras sigues atendiendo a ti misma. Solamente este beneficio es tan importante para el bienestar y para la salud mental de una mamá que acaba de tener a su bebé, que convierte el fular de porteo en una compra de una buenísima relación utilidad-precio.

Apego y lazos de afecto

El tercer beneficio del porteo es que crece el lazo con tu bebé, crece el gusto de tenerlo tan cerquita. El fular portabebés es buenísimo para trabajar el apego positivo entre el bebé y sus papás. 

Gracias a que el fular portabebés permite al bebé estar cerca de la persona que lo cuida y lo protege, sentirá que todas sus necesidades están cubiertas: protección, alimento y calor. Así que podemos decir que un importante beneficio del fular portabebés es que favorece el apego positivo, ¡algo fundamental en la crianza de nuestro bebé!

Esta simbiosis genera muchas feromonas y mucha oxitocina, la hormona encargada de producir la leche materna. Sentir a tu bebé cerca hace que te enamores más de tu bebé y sienta las bases de una relación estrecha. 

Apego con el papá

Beneficios del porteo, apego con el padre

La relación íntima y de amor entre una mamá y su recién nacido suele darse de forma natural, ambos se necesitan. Pero el papá puede sentirse algo excluido de esa relación especial. Portear al bebé y hacer piel con piel con él, ayudará a forjar las bases de la relación del papá con su bebé. Así que aquí tenemos otro aspecto beneficioso del porteo de bebés, da la oportunidad de que el papá cree ese lazo especial con él bebé.

Previene la depresión post-parto

La presencia de esas hormonas que se segregan en el momento de estar en este contacto tan íntimo, las hormonas de la felicidad, previenen la depresión post-parto.Es algo muy sencillo de hacer y es realmente importante para evitar ese sentimiento de impotencia, de incapacidad, de falta de destreza o de sobrecarga que lleva a pensar que el problema eres tú que no estás preparada para ser mamá y que puede desembocara en una depresión post-parto.

El simple hecho de tener tan cerquita a tu bebé te ayuda tanto a evitar esa parte de la depresión post-parto, al hacerse sentir bien, como también ayuda a sentirte buena mamá.  Al estar tan cerca de tu bebé estás más pendiente de sus necesidades, empiezas a ver que tiene hambre antes de que empiece a llorar. Cuando tiene sueño, simplemente se queda dormido al estar tan a gusto y sentirse protegido junto a ti. 

Previene los cólicos del lactante

Otro beneficio de portear es que la postura en vertical ayuda a evitar los cólicos del lactante. Recordemos que el estómago del recién nacido es inmaduro, como otras partes de su cuerpo. Así que digieren bien la leche y tienen muchos cólicos, tienen mucho reflujo y muchas molestias en el estómago.

La postura que se consigue con el fular portabebés es la ideal para evitar el reflujo, los cólicos y por lo tanto que llore menos. Un bebé que sufre de cólicos se estresa de tanto llorar, genera mucho cortisol y por lo tanto al momento de dormir es imposible que concilie el sueño así que además de que el bebé esté estresado también se estresan la mamá, el papá y hasta los vecinos.

En definitiva, el porteo evita que se den esas molestias innecesarias de los cólicos y todos esos llantos que los acompañan.

Ergonomía para el porteador

Por otra parte, está el aspecto de la ergonomía para el porteador. Usando el fular portabebé no se carga el peso únicamente con los brazos, sino que el peso se reparte en hombros, espalda y dorso. Eso hace que para la mamá o el papá sea más cómodo cargar al bebé durante más tiempo.

El bebé se siente protegido y se tranquiliza

Para tu bebé también tiene muchas ventajas. La primera es que está cerca del ser más preciado para él que es su papá o su mamá y eso le da mucha tranquilidad. No olvidemos que estuvo nueve meses dentro del vientre materno, acostumbrado a ser mecido para todos lados. Nueve meses escuchando el corazón de su madre, los ruidos del estómago, etc. Toda su existencia estuvo acostumbrado a tener a su madre cerquita, mientras usas un fular de porteabebés la postura le recuerda a ese ambiente protector e íntimo.

Postura ergonómica para el bebé

Otra ventaja de los fulares de porteo es que son ergonómicos para el bebé (hay que asegurarse al escoger el fular que esa marca cumple con los requisitos) Hay que colocar al bebé de tal manera que la posición de las piernas, cadera y espalda sea ergonómica.

Si colocamos al bebé de forma ergonómica con un fular de porteo, su postura será similar a la postura fetal: la que tenía dentro del vientre materno. Esto es beneficioso para su correcto desarrollo muscular y esquelético.

La postura ergonómica del bebé dentro del portabebés respeta el desarrollo de su espalda. La espalda y la columna del recién nacido no tiene fuerza ni siquiera para sostener la cabeza. Poco a poco, con esta postura y el movimiento, va desarrollando sus músculos y va ejercitándose de manera paulatina. Es decir, no se le obliga de golpe a que levante la cabeza o que se ponga erguido. Pero se le da el apoyo necesario para que poco a poco el bebé desarrolle sus músculos a su propio ritmo.

Facilita la lactancia materna

El fular portabebés también es beneficioso para la lactancia materna, ya que la facilita. La postura permite que el bebé esté cerca del alimento. La mamá podrá aflojar el fular y bajarlo para darle de comer discretamente y continuar con sus actividades. Colocando al bebé en la postura adecuada, el bebé podrá alcanzar el pecho y mamar cuando lo necesite; este es el escenario ideal en la lactancia materna exclusiva. A nivel hormonal también ayuda a la lactancia. 

No es fácil ser mamá, sobre todo los primeros días, pero el porteo es una herramienta que facilita mucho las cosas.

Se puede portear desde que el bebé nace, así que no hay porqué esperar para poder disfrutar de los numerosos beneficios que nos da el porteo de bebés.

¿Conocías todos estos beneficios del porteo? ¿Cuál ha sido tu experiencia personal porteando tu bebé?

Deja un comentario